Dan

Schein

Dan Schein pinta al óleo sobre lienzo, y a menudo sin boceto, por lo que la aparición de los motivos a través de la acción pictórica, se revela en los potentes trazos. Sin distorsionar los colores, representa las formas de la naturaleza en forma de burdas caricaturas, y los rostros también se reducen a unas pocas marcas, pero vitales. Dan Schein retrata su visión del mundo, que a menudo se traduce en una inquietud interior manifestada por el método del pincel, así como demostrada en las escenas presentadas. Las figuras están a menudo tan descubiertas como su visión de ellas. O bien están literalmente desnudos, o bien se exponen de otra manera a través de situaciones incómodas con un ambiente ambivalente, enfatizado con humor e ironía. Los personajes pertenecen a la periferia de nuestra sociedad, lejos de las ciudades urbanas. Aquí el ganado se convierte en carne, y el barro no se esconde, sino que juega un papel importante en los cuadros, como describe Peter Michael Hornung:

"Hay una afinidad entre la suciedad y el barro viscoso de los cuadros y la técnica de pintura impasto utilizada para representar paisajes y situaciones. En este proceso nos encontramos con la necesidad del artista de comunicar con fuerza, de forma personal y vital, ya que cada signo del cuadro se entiende también como un signo de vida. En estos cuadros lo pintoresco es evidente". (Del catálogo: Dan Schein, Galleri Tom Christoffersen & Galleri Brandstrup, 2013)

'' ()
'' ()
'' ()