Manuel

M. Romero

 

El trabajo artístico de Manuel Martínez Romero (Sevilla, 1993) indaga en la reducción a lo esencial, con la simplicidad y el silencio visual como alternativa al uso vertiginoso de la imagen actual.

Huye de la velocidad que caracteriza nuestro entorno y genera espacios de pausa y reflexión. La pausa como alternativa. La pausa hablando de pintura.

Una imagen abstracta, vacía, sosegada, monocroma, con aportaciones sutiles, que hace constantemente alusiones a su propio proceso. Le interesa sobremanera todo lo que sucede durante el proceso, por ello las obras hablan constantemente de acontecimientos sucedidos en el estudio, donde las pinturas y dibujos se relacionan entre sí constantemente: bocetos de una pieza pegado en otra realizada en paralelo, telas manchadas durante la elaboración de otras pinturas, pinturas inacabadas (culminadas practicamente en la distribución compositiva del soporte), superficies desgastadas por pisadas, etc.

El ultimo paso, la exposición, es fundamental para este desarrollo. En el caso de Martínez Romero, la instalación de las obras en el espacio se ejecuta con una importancia vital del vacío.

 

'' ()
'' ()
'' ()