Lou

Ros

Lou Ros representa paisajes, en formatos grandes y medianos, así como pájaros, casi siempre vistos de manera muy estrecha. A partir de estos temas favoritos, que revelan un uso de la pintura híbrida (combinación de acrílico, spray y pastel), materializa sin embargo toda una parte de nuestro presente, cuyos contornos no siempre son fáciles de captar.

Aunque los paisajes en los que se interesa Lou Ros parecen excluir cualquier presencia o construcción humana, este propósito conmemorativo persiste. Sin ninguna contradicción, concede a la pintura el derecho de hacer existir lo que no es inmediatamente visible, y así congelar la sensación de una relación singular con el espacio y el tiempo.

Descartando cualquier proyección naturalista, el artista concede en esta línea el signo de una visión personal que sitúa a la pintura en una dimensión contemplativa, sensorial y a la vez crítica.

'' ()
'' ()