André

Wendland

Desde la infancia, ha sido un gran fan de los dibujos animados. Los colores, las formas claras, pero por supuesto también el humor y lo entretenidos que son fueron las principales razones. En 2020 empezó a incorporar este tema a su trabajo y se dio cuenta rápidamente de la gran fuente de inspiración que es. Empezó a desarrollar nuevas técnicas en su trabajo para acercarse a esto, como pintar directamente sobre televisores viejos o teléfonos móviles desechados y pronto empezaron a aparecer en mi obra motivos como los Simpsons y Mickey Mouse.

También exploró la animación para su obra: creó pequeñas escenas con figuras de arcilla y la composición se convirtió también en el foco principal de sus pinturas. Todas las pantallas están limitadas por un marco y lo mismo ocurre con un lienzo. Por ello, sus composiciones empezaron a llenar cada vez más el lienzo y los formatos se hicieron más grandes.

No quiere ver su obra sólo en su estudio o en exposiciones sobre paredes blancas, prefiere un contexto que se adapte mejor a la imagen. El año pasado trabajó en una serie de conductores y sólo tenía sentido mostrar las obras en la calle. Tras su paso por la ciudad tienen una historia que contar, han vivido algo y me gusta este pensamiento.

'' ()