Álvaro

Albaladejo

En la obra de Álvaro Albaladejo, el ojo siempre está estallado. A través de una serie de tecnologías alucinatorias Albaladejo arroja la percepción contra sus límites.

El ojo se abisma en las esculturas de Albaladejo fascinado por el entramado de formas espectrales y efectos ópticos. De este modo, asediada por paradojas y contradicciones, la mirada naufraga y, en el vértigo de la caída, el propio acto de ver se tematiza.En última instancia, lo que Albaladejo muestra al hacer estallar el campo visual es la frágil frontera que separa la realidad material de la psíquica. En este sentido, Albaladejo es un escultor no sólo del objeto percibido, sino de la percepción misma.

La trayectoria expositiva de Álvaro Albaladejo comienza en 2007 y desde entonces ha participado en distintas exposiciones tanto indiciduales como colecctivas, ha recibido numerosas becas como la beca de residencia y producción que le adjudicó el Programa de residencias C3A en 2019 y la Beca de producción que ese mismo año le otorgó BILBAOARTE.

'' ()
'' ()
'' ()